top of page
Buscar
  • dmendez224

¡Pero mi hijo es perfecto! (Cómo apoyar a sus hijos que sufren acoso escolar)


Autora: Tameka Baker-Grimes

Convertirse en padre o madre es un viaje increíble y, en tu mente, tus bebés son los seres perfectos. Todo lo que quieres hacer es asfixiar a tus hijos con amor para el resto de tu vida. Aunque soy realista, yo pensaba lo mismo cuando di a luz a mis tres preciosos bebés. En mi mente, eran perfectos y todo el mundo debería quererlos. Sin embargo, llegó un momento en el que me di cuenta de que esta idea estaba muy lejos de la realidad.

Mi primogénito era un niño fornido de dos kilos y medio al que llamamos Imari y al que describimos como absolutamente perfecto. A los cinco años me rompió el corazón al empezar la guardería. Ese día recuerdo haber llorado en los brazos de mi marido gritando "¿quién le va a atar los zapatos? La escuela primaria no fue el camino más fácil para nuestro pequeño, fue diagnosticado con TDAH a la edad de siete años y luego comenzó el acoso escolar. Fue muy doloroso verle sufrir y no entender por qué la gente era mala con él. Por primera vez en mi vida como madre, me di cuenta de que él es imperfecto y que no todo el mundo sería cariñoso y amable con él. Estas son tres cosas que hicimos para ayudarle en este momento difícil: comunicar, formar y defender.

- Comunicar - Estábamos en contacto con sus profesores a menudo. Me empeñé en que los profesores entendieran que los consideraba mis compañeros de equipo en esta situación. Y lo que es más importante, mantuve conversaciones abiertas y sinceras con mi hijo de siete años sobre lo que había pasado, sus sentimientos y la expresión de sus emociones. Mi trabajo como madre es fomentar su nivel de confianza para que la negatividad tenga menos efecto en él. Nos sentamos juntos y afirmamos todo lo que es increíble en él. El TDAH se convirtió en su superpoder; su amabilidad era un regalo y su sonrisa era contagiosa. Me esforcé por ayudarle a ver lo hermoso e importante que es para este mundo. Todas las noches, después de la escuela, hacíamos una recapitulación del día y todos compartíamos las diferentes emociones del día.

- Formación- Algunos días eran más difíciles que otros y reaccionaba sin pensar. Algún día llegaba a casa muy enfadado y todos en mi casa, incluidos los hermanos y los primos, sentían los efectos. Tuvimos que ayudarle a trabajar con estas emociones de manera positiva. Aquí es donde mi marido brilló y le introdujo en el fútbol. Papá lo entrenó para utilizar la energía negativa de una manera diferente. Papá le enseñó a defenderse sin ser conflictivo. El fútbol le dio un nivel diferente de confianza y desde la familia con su compañero de equipo. Ahora tenía nuevos amigos en la escuela y eso hizo que el acoso fuera una distracción menor.

- Abogar - Nadie va a luchar por nuestros hijos, así que tenemos que dar un paso adelante y hacer el trabajo nosotros mismos. Recuerdo que hubo un incidente que llegó a ser físico en la escuela. Recibí una llamada de ellos explicando la situación. Durante nuestra recapitulación del día, me explicó con más detalle lo que había pasado y cómo le había hecho sentir. Al día siguiente concerté una cita con el director para hablar del acoso y elaborar un plan. A veces hay que ser ese padre del que se acuerda la administración.

El acoso escolar es muy difícil para nuestros hijos porque, admitámoslo, algunos pueden ser malos. Creo que el acoso es un comportamiento en la superficie y en la mayoría de los casos hay algo que hierve por debajo. He enseñado a mis hijos a considerar el comportamiento como un niño que expresa su dolor. Los padres deben asumir cierta responsabilidad sobre el comportamiento de sus hijos. Enseñen a sus hijos a liderar con amabilidad e inclusión. Fomenten la confianza y la perseverancia para que puedan enfrentarse a cualquier cosa y a cualquier persona que el mundo les depare con su apoyo.


Traducción realizada con la versión gratuita del traductor www.DeepL.com/Translator

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page